Ravello

Con una ubicación estratégica en lo alto de una colina que la convierte en una terraza con vistas sobre la Costa Amalfitana, Ravello es una hermosa y tranquila localidad cargada de espíritu napolitano.

Ravello fue fundada en el siglo VI por un grupo de nobles rebeldes llegados de la cercana Amalfi. Tras un periodo de gran prosperidad, la ciudad sería saqueada y prácticamente destrozada, algo que la llevaría a un declive económico y político que trató de acabar con ella. Afortunadamente esto no lograría robarle su riqueza artística y arquitectónica ni la incomparable belleza natural que la rodea.

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, Ravello reúne siglos de historia entre sus paredes. Se trata de una ciudad más tranquila y de menor tamaño que sus hermanas de la Costa Amalfitana, pero aun así es un destino capaz de cautivar almas, inspirar artistas y hacer latir corazones.

Qué ver en Ravello

Para conocer Ravello nada mejor que perderse por sus agradables callejuelas sin prisa y sin rumbo. A continuación, os indicamos algunos de los puntos más destacados.

  • Plaza Vescovado: El corazón de Ravello y centro neurálgico de la ciudad es el punto de partida para descubrir su encanto envolvente. En la plaza se puede ver una antigua torre desde la que se avisaba en el caso de que hubiera algún peligro.
  • Catedral: Construida entre los años 1086 y 1087, la Catedral de Ravello cuenta con una fachada sencilla y un interior austero de carácter agradable.
  • Villa Rufolo: Localizada frente a la catedral, se trata de una antigua villa de gran riqueza rodeada por hermosos jardines que ofrece excelentes vistas de la costa.
  • Via Roma: Via Roma es la opción ideal para llevarse algunos recuerdos del viaje. Entre las opciones más populares no faltan el limoncello, los vinos, la pasta y otros productos típicos y souvenirs.
  • Villa Cimbrone: Esta antigua villa reconvertida en hotel de lujo ofrece excelentes vistas desde sus magníficos jardines.

Cómo llegar a Ravello desde Nápoles

Ravello se encuentra localizada a unos 60 kilómetros al sureste de Nápoles. Las formas más comunes de llegar son en coche de alquiler o bien reservando una excursión.

Excursión organizada

La opción ideal para no complicarse y disfrutar al máximo de Sorrento es reservar una excursión. De este modo os recogerán en el hotel y durante el trayecto podréis contemplar las vistas de la Costa Amalfitana de un modo relajado.

Por lo general la excursión se completa con la visita a Sorrento, Amalfi y Positano. En este enlace podéis encontrar toda la información y reservar la excursión:

Coche de alquiler

Si os gusta conducir y queréis ir a vuestro propio ritmo tenéis la opción de alquilar un coche para recorrer la Costa Amalfitana. El trayecto hasta Ravello tiene aproximadamente una hora y media de duración y las vistas desde la carretera costera no tienen desperdicio.

Si estáis interesados en esta opción podéis consultar los precios y reservar el coche aquí.