Castillo Nuevo

Construido entre 1279 y 1282, el Castillo Maschio Angioino, más conocido como Castillo Nuevo, es una fortaleza medieval renacentista de aspecto imponente localizada junto al puerto de Nápoles.

El castillo se construyó bajo el encargo del Rey Carlos I de Anjou y posteriormente fue modernizado por Alfonso V de Aragón durante el siglo XV.

Un paseo por el castillo

Imponiendo desde la distancia, el Castillo Nuevo presenta cinco torreones unidos por infranqueables murallas y cuenta con un enorme foso que rodea la fortificación.

Una vez en el interior apenas se conservan elementos originales del siglo XIV. Una de las partes más antiguas que se pueden ver es la Capella Palatina, una pequeña iglesia ubicada en el patio del castillo en la que aún se conservan bellos frescos.

Durante el recorrido por el castillo podréis conocer la monumental Sala de los Barones, en la que actualmente se realizan exposiciones y eventos culturales, y el Museo Cívico de la ciudad, en el que se muestran diferentes piezas pictóricas.

Mejor por fuera

El Castillo Nuevo es una de las construcciones más llamativas de la ciudad y resulta imprescindible acercarse para conocerlo, aunque el interior decepciona ya que se encuentra prácticamente restaurado por completo y es prácticamente como visitar cualquier otro museo.

Si queréis conocer el interior de algún castillo, el cercano Castillo del Huevo se puede visitar de forma gratuita y su interior no tiene nada que envidiar al Castillo Nuevo.

Horario

De lunes a sábado de 8:30 a 19:00 horas.

Precio

Entrada: 6€.

Transporte

Metro: línea 1.
Autobús: línea 151.