Museo Nacional de Capodimonte

Museo Nacional de Capodimonte

Ocupando las maravillosas instalaciones del majestuoso Palacio de Capodimonte, el Museo Nacional de Capodimonte fue inaugurado en 1957 para mostrar las piezas de la colección Farnesio.

Un paseo por el museo

En la primera planta se encuentra una de las partes más llamativas del museo. Se trata de la zona de los apartamentos privados del palacio, decorados a la perfección con todo tipo de detalles para recrear su aspecto original.

En esta zona también se pueden ver algunas galerías dedicadas a las colecciones de porcelana y a las armerías farnesiana y borbónica.

La segunda planta está dedicada especialmente a la Galería Napolitana, una sucesión de 44 salas en las que se muestra la evolución de la historia de la ciudad a través de diferentes piezas artísticas.

En la tercera planta del museo se encuentran la colección de arte contemporáneo y la galería del siglo XIX, presentando un espacio en el que se muestran obras del periodo posterior a la unificación italiana.

Interesante, pero no imprescindible

El museo está algo alejado del centro, por lo que solo es una opción recomendable en el caso de que vayáis a pasar varios días en la ciudad o si estáis especialmente interesados en alguna de las exposiciones.

Horario

De jueves a martes:
Primera planta de 8:30 a 19:30 horas.
Segunda y tercera planta de 9:30 a 17:30 horas.
Miércoles cerrado.

Precio

Adultos: 12€.
Segunda planta del museo: 4€.
Jóvenes entre 18 y 25 años: 8€.
Menores de 18 años: entrada gratuita.

Transporte

Autobús: Piazza Museo, líneas 168, 178, C63 y R4.