Capri

Musa de escritores, lugar de inspiración de artistas y refugio del mundanal ruido para la jet set internacional a lo largo de la historia, Capri es una isla de 17 kilómetros de perímetro rodeada de luz y envuelta por un mar azul perfecto.

Habitada desde tiempos remotos, Capri vio surgir las magníficas villas de grandes emperadores romanos como Octavio Augusto, Tiberio o Calígula. Tras caer en el olvido y convertirse en refugio de maleantes y piratas, fue redescubierta para convertirse en un destino exclusivo frecuentado por millonarios y todo tipo de artistas que cayeron rendidos ante sus encantos.

Qué ver en Capri

Capri es un escenario digno de la mejor de las producciones de Hollywood, una isla embriagadora capaz de enamorar a sus visitantes con sus cantos de sirena y sus espectaculares acantilados llenos de luz que la hacen digna de la mejor de las postales.

La isla está dividida en dos poblaciones; Capri, envuelta por un ambiente de glamour, lujo y moda, y Anacapri, una cara más tranquila de la isla donde la vida sigue su propio ritmo. Ambas cuentan con un encanto particular y resulta un auténtico placer perderse entre sus laberínticas callejuelas.

Estos son algunos de los lugares que no podéis perderos en vuestra visita:

  • Faraglioni: Uno de los lugares de la isla que genera mayor expectación son los Faraglioni, tres gigantes de piedra de más de 100 metros de altura que emergen del mar ofreciendo un maravilloso espectáculo natural.
  • Gruta Azul: Posible escondite de sirenas, esta cueva marina envuelta por un azul intenso que la convierte prácticamente en un paraje mágico, la gruta azul es uno de los lugares más bellos de Capri.
  • Giardini di Augusto: Los Jardines de Augusto se encuentran en un punto estratégico sobre el acantilado, por lo que ofrecen excelentes vistas de los
  • Piazzetta di Capri: Conocida cariñosamente como la Piazzetta, la Piazza Umberto I es el centro social y el corazón de la ciudad.
  • Via Camerelle: Arteria comercial de Capri por excelencia, Camerelle reúne las principales boutiques de marcas internacionales.
  • Villa de Tiberio: Aún es posible ver los restos de este antiguo y espléndido palacete romano. En las inmediaciones de la villa se encuentra el conocido como “Salto di Tiberio”, lugar desde el que el emperador lanzaba a los sirvientes que desobedecían sus órdenes.

Cómo llegar a Capri

Al tratarse de una isla, la única forma de llegar a Capri es en barco, por lo que las opciones de transporte desde Nápoles se reducen a este medio de transporte.

Excursión organizada

Lo más recomendable para conocer Capri es reservar una excursión con guía en español, de este modo no tendréis que preocuparos por el transporte una vez en la isla y conoceréis los rincones más interesantes y sus historias. Podéis reservar nuestra excursión guiada en español en estos enlaces:

Ferry

La ruta de ferry que une Nápoles con Capri está operada por las compañías SNAV y NLG. Hay 16 barcos al día y el trayecto tiene una duración de unos 45 minutos. El precio de ida y vuelta es de unos 50 euros (varía mínimamente en función del horario y la compañía).